SOLICITE INFORMACIÓN

Nombre*
Código Postal*
Email
Teléfono*
* Dato obligatorio
Acepto Aviso Legal

Oferta de Gas Natural

Teléfono de Información: 910 052 042

Hasta un 30% de ahorro en su factura de Luz y Gas Natural

¿Qué es el gas natural?

El gas natural es uno de los recursos más limpios que existen ya que emite una cantidad mucho menor de CO2 que el petróleo o el carbón. La menor generación de dióxido de carbono se debe a que el metano, recordemos que es el componente principal del gas natural, está formado por 4 átomos de hidrógeno y sólo uno de carbono. Por tanto se producen 2 moléculas de agua por cada 1 de CO2.

Energía no renovable

Está formado por gases ligeros, principalmente por metano (hasta un 95%) y otro tipo de gases como helio, mercaptanos, dióxido de carbono o nitrógeno, aunque las proporciones difieren en función del yacimiento.

Suele encontrarse asociado al petróleo, o incluso disuelto en él por lo que en la mayoría de los yacimientos petrolíferos pueden encontrarse reservas de gas natural. También es posible encontrarlo en yacimientos de carbón.

Su uso más habitual es el doméstico, siendo una de las materias más utilizadas en el acondicionamiento de hogares. En este caso, se le añaden algunos compuestos como el metil-mercaptano que hace que sea más sencillo encontrar una fuga y evita en gran medida que se incendie de forma espontánea.

Exploración y extracción

La extracción del gas natural se suele hacer del mismo modo que la del petróleo, aunque es distinta según la profundidad a la que se encuentre la napa de gas. Para extracciones a poca profundidad se utiliza el método de cable, por la que una broca de metal entra y sale de la superficie hasta llegar al gas. Para extracciones más profundas suele utilizarse una broca rotativa.

El gas normalmente está bajo presión por lo que suele salir a la superficie sin ayuda externa, aunque el algunos casos hay q realizar bombeo para la extracción.

Tratamiento del gas natural

El objetivo del tratamiento es eliminar los componentes no necesarios para el uso del gas natural, sobre todo los elementos líquidos del gas bruto, que es el primero que se recoge.

Transporte y distribución

Hay dos tipos de transporte para el gas, el gasoducto y los buques GNL.

  • Gasoducto, consiste en canalizaciones formadas por tubos de acero que suelen medir entre 20 y 42 pulgadas de diámetro. A través de éstos, el gas viaja hasta las centrales, pero a menudo hace parada en estaciones de compresión para que mantengan la presión inicial del gas.
  • Los buques GNL (gas natural licuado), es el método elegido para el transporte vía marítima, en ellos se introduce el gas licuado, al cual se le ha retirado el oxígeno, el CO2, el azufre y el agua.

Cuando llegan a las plantas receptoras sufre un proceso de regasificación para que pueda ser utilizado.

Comenta esta noticia: